CONSEJOS PARA UNA BUENA PRÁCTICA DE YOGA 

Debido a que el yoga es un viaje de toda la vida y también una disciplina, no se trata solo de realizar asanas o posturas. La práctica completa de Yoga es un concepto cuyo objetivo es la purificación del cuerpo y la mente en paralelo. 

Tal purificación nos trae un equilibrio armónico que incluye todas las actividades en nuestra vida; desde el buen funcionamiento de los sistemas dentro de nuestro cuerpo hasta una comprensión más profunda de nuestra mente para crear más espacio y experimentar paz mental, tranquilidad, y luego felicidad más genuina y a largo plazo. 

LA IMPORTANCIA DE UN PROCESO DE SUEÑO SALUDABLE:

Tener un buen descanso es vital para despertarnos frescos a la mañana siguiente y regenerar nuestro cuerpo para que podamos invertir la energía que acumulamos para hacer nuestra práctica de yoga. 

Para tener un tiempo de descanso de calidad, es esencial, en primer lugar, hacer un hueco en nuestra mente, emociones y conciencia en el momento en que nos acostamos. Es probable que la mente se mantenga aguda y clara incluso en el momento en que nos despertemos. 

Además de que se recomienda dejar espacio en la mente en el momento en que nos vamos a dormir, evitando ciertas preocupaciones, evitando el contacto con el teléfono y dispositivos similares, también es esencial tener algo de espacio en el estómago, es importante tener una cena temprana y ligera que sea más fácil de digerir. 

KRIYAS (PURIFICACIÓN DEL CUERPO) El propósito de estos ejercicios de limpieza, de acuerdo con la naturaleza de nuestro cuerpo, es ayudar con la eliminación de las toxinas. 

Según el conocimiento clásico de Hatha yoga, hay seis Kriyas (Shat Kriyas) principales: 

Neti: implica diferentes tipos de limpieza nasal. Dhauti: un método para limpiar el sistema digestivo superior. Nauli: Es el fortalecimiento del abdomen, así como la purificación del sistema digestivo. Kapalabhati: La limpieza del sistema respiratorio: desde las cavidades nasales hasta los pulmones y las impurezas mentales. Trataka: Una técnica de purificación de la mente a través del sentido de la vista usando la llama de una vela, dicha limpieza o purificación tiene un efecto más fuerte en el cuerpo si las aplicamos con el estómago vacío y nuestra práctica de asanas de yoga, si tenemos que 

hacerlo temprano en la mañana. De lo contrario, es mejor dejar un espacio de tres a cuatro horas después de las comidas. 

AHIMSA: CUIDANDO NUESTRO CUERPO, PRACTICANDO LA NO VIOLENCIA: Dado que todas las prácticas de yoga conducen al camino de la liberación a través de los principios filosóficos como el respeto, la solidaridad y la devoción, en la práctica de asanas se aplica el término ‘Ahimsa’ (no violencia), para establecer una relación con nuestro cuerpo con el propósito de tener una comprensión más profunda de acuerdo con lo que necesita para mantener la armonía interior. Para estar al tanto de ciertas limitaciones físicas o lesiones, es necesario calentar el cuerpo previamente al desempeño de las asanas, así como aumentar la capacidad para poder realizar otras más avanzadas. 

ESTAR PRESENTE ES ESTAR CONECTADO CON NUESTRA PROPIA NATURALEZA: 

  • Antes de la práctica, es muy importante dejar de lado cualquier pensamiento del pasado o del futuro, para que podamos conectarnos con el momento presente y vincularnos con nuestro cuerpo. 
  • Cuando estamos vinculados con nuestro cuerpo, podemos profundizar nuestra práctica de yoga al conectarnos a la respiración con cada postura, lo que significa que podemos unificar la inhalación-exhalación cuando ingresamos a la postura, cuando estamos en la postura misma y finalmente al salir de ella. Estos son algunos consejos que harán de tu práctica de asanas una actividad consciente, y por lo tanto podrás notar los beneficios dentro de tu cuerpo y tu mente.